domingo, 12 de septiembre de 2021

ADRENALIN

Nuestra respiración es un aire de hilos que se rozan, colapsando, en nuestros oceánicos pulmones
Nos refugiamos en un beso, ardiendo entre un fuego de manos, un segundo antes del segundo después
Sofoqué fuego sobre la oculta zona de unas colinas virtuosas, donde todo se espera
Y sobre mis hombros, hundidos por el peso de tu oloroso recuerdo de tristes,
bajaban de sus cumbres los fuertes alegatos,
hasta desaparecer en frondosos pretéritos...las noches se agrietan en sus pecados,
como una rosa entre mis dientes

Escapamos de sus alturas, de sus ennegrecidas dudas


don dumas

                   "Deja que mi poesía llore hasta ti, entre pañuelos mojados de final"

sábado, 4 de septiembre de 2021

ENTRE CENIZAS DE ORION


Hambriento del movimiento de tus cadenas 
Cuando te llenas de brusca pasión
Cuando tu iris atrapa mis jugosos mundos
Cuando tus duros besos crujen en mi boca
Eres alma de cabellos sin reino al albur del deseo
Y el rojo es un largo trueno alumbrando los destinos de Orión
Mi razón encontró un hueco en tu hechizo
¡Fuego que nos fundió!
El alba duerme entre tus brazos y yo, un felino entre las hojas, te ruego ser tu última y húmeda cascada
Una isla emerge al final de nuestro camino
Amerizan olas en gozosos rostros de niño

don dumas


miércoles, 1 de septiembre de 2021

DOS POEMAS


OSCURO

¡Baile de las flores!
Quien vuestra danza contempla
descuida su muerte,
entre rondas y cenagales, los deslucidos cuerpos
dispuesta carne entre grises pétalos, entre aromas que nos rugen
desde el lecho de melodías,
excelsa savia de mar siniestro

Con ese movimiento de rabia purpurina,
que envuelve en capas sudorosas las locas lenguas, en perro que ladra
Que vacilantes se dirigen hacia mis cristales
Que tarde se arrojan las bestias hasta mi traslúcido reflejo

La Danza de las flores Existió
Escondía el Profundo silabario
En la perpetuidad
tejida de belleza,
lejos de los caprichosos demonios

El día suena a jardín sonámbulo
y en sus brillos fantasmas... levitación, emborrachándome de infinito
¡Disparadme hoy!, que no hay muerte, tan solo
mi temprana ausencia

don dumas



BAJO EL RUIDO DE LOS PAJAROS

La soberana duerme en el umbral del arrecife
En sordas rocas pero de fina voz
que amueblan las pasajeras lunas,
donde doy pasos contra Dios
En cada esquina torcida
En cada sorbo de lúgubre estancia
Aire y sinestesia por espirar bajo el estruendo
Montes empedrados de muertos
Me tiran migajas los cuervos
Sus ojos pequeños nacen entre los míos
¡Tanta niebla que hace oscura a la Luciérnaga!
¿Quién dice que llueve? son hojas muertas arrojadas por el vacío

don dumas

sábado, 21 de agosto de 2021

CAPRICHOS DE LA ESTUPIDA PIEL




De los ojos que reflejan la parada del cielo
una vida recién soñada se diluirá tras ellos
Surgidos entre arrogantes dedos que hurgan los vacíos

Del profundo despertar en el lago salado
Del lago donde crujen ruidosas sus orillas
En partituras del mal destino

De la incolora estancia emana la destrucción, 
entre góticos cristales
mediáticos y medievales

Del espino
Del orbe y del arbusto 
Durmientes sobre el caos de los aminorados rostros
Contrición sombreada de unos ojos sin mancha
El paraíso de la bruma se esconde entre los aciagos,
hablando con sus gotas humedecidas   

Del seco estruendo que emana en la espada del "assassin" 
De su ruido atravesando el femenil pecho
La indecencia siembra de cruel noche el castigo de mujeres

Con su negra sangre

En los escalofríos del rio se aposenta, 
desapareciendo de titubeantes gargantas
Entre los gritos el árbol mudo y el temeroso dolor que reposa


don dumas






sábado, 7 de agosto de 2021

CANCION ENTRE ESBIRROS Y ESCLAVAS


En el movimiento de la serpiente
                es peregrina su lengua
                       inflamada su boca
de túneles y acordeones
enroscados como alambres al árbol

recordando los agasajos del opio...se encendió mi cuerpo
       errante en la grasa del tiempo
            exégesis de la abundancia
entre gemidos en los estercoleros
placeres escupiendo en las fauces del don

Abriendo las piernas al perro
al devorar su hambre, al escribir a sombras
Las conversaciones con Baudelaire...se truncaron eternas
                                                                     exhaustas
Melodía seca, al diapasón de las cóleras
                                        drama y fondo
ennegrecidos por papeles sin rima
Aquellas cesiones al tiempo
nos hicieron cabellos agitados al diablo

No encontraron nuestras manchas
              Escondidos entre el arroz
Y salvajes tras el apocalipsis

don dumas


                  "La muerte me transformará en su música, doce vuelos más allá de tu luz..."

domingo, 1 de agosto de 2021

EN MI QUINTA NOCHE DE ESPERA

"No comiences a leer, si aún no te encuentras cansado..."


Mi nombre, el que mueve a las olas
Mi hambre, el que "ténèbre" se escribe sobre la niebla
Un traje galán en sus olvidos de infancia me cubre
¡Amemos el día entero!

Soy un sencillo hombre libre, habitando tu mundo cruel,
el de la ingeniosa parsimonia
Permaneciendo como árbol de la mañana
cargado de raíces
de flemas que vuelan en lo absurdo
                                   de una mente
¡Tantos vuelos como destrozos!

Cuando los niños mueren
se pudre la madera de mis dedos perfumados
El sinsabor y la desgracia
de la casa hundida

                                                            Entonces

rabiaron sonidos de violín
como brumas caóticas, desplazándose
sobre su erguido y fálico mástil,
besos de amor moribundo
hundiendo cielos de noches blancas
selladas con el olor famélico de los lobos

En mi quinta noche de espera...
escuecen los ojos
De tristeza es la mirada de la soledad
¡Se ha soltado el avieso brillo!
Todo el brillo encerrado entre mis puños,
disperso sobre la binaria humedad de los albores,
rasgando ángeles y demonios de cueva
con la negra peregrinación
que se me resiste

En la quinta noche de espera
escucho a la odiada adivinanza
en sus temerosos vacíos
De mi nombre común, de su significado desconocido
surge el más esbelto nombre
de mujer
Es el dictado de todos mis espíritus; vacuos, 
misteriosos,
idílicos, sensuales, pergeñados

Estoy entre sus trampas,
crepitan en las órdenes de un rey mendigo
y yo, estilizado vasallo, en cada rincón llorado,
su misterioso auxilio de tramas y palmas sempiternas
                                      
                                         Recorriendo la atemporalidad
de la lánguida mirada
adulando al bien y al mal, al exceso y al pecado
                                                   ¡Oh, sueños!

los vivo y los deformo, 
no soy de su carne
Transito un lugar en el desierto
el destierro en el arco iris
alejando a este mísero mundo de carne
Me encuentro
más allá del más allá
y me recreo
en la gran distancia, en aquellos lagos de pulcritud
¿Quién sabe si allí descansan mis egos?
¿Quién sabe de mis regresos?
El desalmado tiempo cruza el rostro de las noches
y desaliñado
se ofrece
en color de olivo, en su tallo sirio
crece despacio, entre gritos y llantos
aproximando sus ramas longevas
hasta la deseada eternidad
                             Una hoja suya
                            al trasluz del alba
me recuerda mi delicada existencia,
el dolor, entre inmaculadas sombras,
el sabor de la impura muerte
El olivo me habla 
como una amante desesperada
y escucho el vértigo ¡Eolo canta!
sin dejar de ser grama
de pétreo dolor
de loca victoria
de triste derrota

Escondidos en sus laberintos, de oscura similitud,
danzo al son de los grillos,
bajo su canto invisible
insinuante de su negro frío que los envuelve
tallando la cáscara de su dura piel
El viaje de la Odisea se empequeñece en mis anhelos
es un aire dormido entre figuras de extraños siglos
Tal vez, el aire de la difamación
Vidas que caen
Octubres que levanto
La señal, la señal,
¡levita la señal!
Solo los torpes y los elegidos
nacen entre las tumbas de Octubre
¿Quién si no aprende más despacio que yo?
Un simple pasajero en la voz de Octubre
Voz divagante entre las flores jadeantes
que asoma a los desaparecidos días
en las displicencias de la décima soledad,
lejana cuna de las mentes fugitivas
Creedme, fallecieron tantas palabras en su interior: bellas y proscritas,
misteriosas y ocultas, 
dañinas,
enamoradas y románticas
y aquellas que se ahogan
antes de salir de una boca
también ahogada
Vislumbro en el ingenioso horizonte
el barco sin rumbo, transportando mi nieve, en círculos sofocantes
Como una trampa...
He caído en la más temprana de las luces, la noche
Apenas es una brizna Leviatán,
y el mal callejea en busca de utopías

Las preguntas y las rimas
yacen en mis entresijos de almohada
en un camino de devastación
Existía el lecho
donde descansaba el río perdido,
con sus acuáticos rodeos cansados
Y rompió el silencio,
                                   estalla el virtual universo
Quien esté preparado para no entenderme
estará preparado para el solsticio viaje:
más que un brazo partido
y el cuerpo entre espasmos
ensombreciendo el rojo fuerte
Más fuerte que los espasmos
germina el avance

La flor
germina, camina
y maquiavélicos rayos de sol
iluminan sus pétalos ennegrecidos
como bellos labios detrás de un beso
Los animosos pendientes
embellecen el rostro
pecaminoso
de esta reina sin reino
¿Dónde su belleza?
¡Saltad a la bruma en sus desafinados límites,
junto a ella! mis hermosos dolientes
¡Escuchad la canción más larga!
entre sus sombras inquietantes
surgidas de la piel de los erizos, y de los no vivos

En mi quinta noche de espera, mi alma enmudecida...
despertó
Es la mañana el peso de la luz,
se estampa contra los sombríos rascacielos
Una ciudad ciega, semejanza del sonámbulo tic tac
                                                         del deseo
Me declaro ingrávido entre su perfume;
en sus habitaciones oscuras
sembrando las soledades pasajeras
Pero yo os canto,
sin esperar a la premura de la música
La ausencia fantasmal de un violín,
de su sinfónica muerta,
estalla colosal en mis abruptos, ¡oh mis neuronas entretejidas!,
contra mi macabro delirio
Es el Edén, insinuando los contornos del primer hombre
Nuestro tortuoso Adán
Con su mano perdida
¿Quién domina la dirección?
sus sabores ocultos, los grajeos de la voluntad,
los amores olvidados...

Las cicatrices llaman al cuerpo
islas de dolor
Y no dejan de ser simples huesos que yerguen sus pasos
sobre el idílico penacho de la tierra
sobre el sofocante temblor de las tumbas
¡Llamadme apóstata de ojos claros!
Penetrante discurso
de la ceremonia que levantó ciudades,
sus mansas calles, 
sus vacíos descansos,
escritor de la cruel primera guerra y miles más
Pero me adelantaré a tus promiscuos pensamientos:
el hombre que no creó a Dios
Dios creó antes el espíritu del ser más abandonado
Su imagen
A su semejanza
Y a sus demonios, y todas sus ambiciones
Escuálidas gotas entre la inquieta negritud del pensamiento

Vuestros nombres allí se extinguieron
entre mensajes de los etéreos
El buzo en aguas pantanosas
nunca sobrevive, eso lo adivinas,
su oxígeno se pierde
entre pulmones de arena y arcilla
Adoro a sus perdedores
como pescadores ilusos,
a los caballos salvajes de mis aisladas montañas
                           Adoro
los años que viviré
aún en penumbra
pero es vida, vida de lunares y más lunas
Donde exista la rosa negra, irradiando toda su luz
Solo ella es la elegida para ver los peces
en la espesa espuma de la inquietud

Soy el matiz, 
como mariposa sobrevolando tu cabeza
en días turbios
o en abrazados días de calor
o en el frío del sacro invierno
seamos siempre matiz, nada es seguro,
solo aquel tiempo evaporándose en la nada
El barco alejado de su vela, no avanza, no avanza,
la parálisis del espejismo
ahora en manos de las vengativas cenizas,
inmarcesibles manos de niña
blancas y violetas
                            zurdas y diestras
recogiendo vagabundos días sin futuro,
donde me he quemado la cara
¡Ya no descansarás sobre mi belleza!

No hace falta que se pierdan ni se escondan esos cristales
La belleza permuta sobre ojos incontestables
                            belleza o misterio
la dualidad se anclará en tus ojos
Los ciegos locos
Los locos ciegos

don dumas



                                 Arnold Böcklin - Autorretrato con Muerte Tocando el Violín



                                                                                     





domingo, 25 de julio de 2021

EL MIEDO ES UN NEGRO COLOR

En este poema solo duermo
Tan solo escucho el sibilino sonido del placer, en el aplomo de los paraísos
Ángel de los abultados días de espejismos
Apóstata de aquellos días de veneno, de mi cuerpo enjuto y liviano, acarreador de las sombras...

En este poema solo respiro
Entre sorbos de champán y muecas acaloradas
Un pez entre mis manos, y el pájaro en mi hombro
La broca se retuerce ante la mirada del niño
Mi inocencia arrastrada en un índigo sueño
Entre plumas de bajos vuelos y collares de artificio

¿Qué puedo decir ante tantas bocas calladas?
La adrenalina es púrpura, tan invisible como el espectro de la felicidad
Y vocifera cascadas también púrpuras, en intensos paisajes antes de existir
En este poema solo profetizo a las rosas
que huyen de su esqueleto
distraídas en las entrañas de mi amada Perséfone

don dumas 



 




martes, 20 de julio de 2021

EN LA MIRADA DE MICHAEL

MEODAS, tras las treinta lunas, de profunda noche, la única estrella respirando entre los juegos del que observa

Treinta danzas de belleza, removiendo sus dorados cabellos, ennegrecidos de nebulosas

Y entre los destellos de una era, al viejo y al nuevo vuelco, una oda que regresa hasta su dígito impar

Los retos atrapan a la rosa, con su maldita sinfonía, nacida en el nido del big bang, 

de malditos pasos que regenta el hombre

Dios muerde nuestro camino, la derramada estela, una acústica oscuridad sin final

Y es la plenitud suspirando en esta rotunda esfera

¡Oh Luna! tan solo por mis ojos habitada

Siempre encontrando tu ausencia en mi mirada

don dumas




Tú te encogiste como el único hombre

Como el único habitante en la infinidad del Universo

¿Quién como tú?

¿Dónde como tú?

Creador de un oscuro océano de miradas


A Michael Collins, en la tristeza de no poder tocar a la más bella de las luces

!Tan cerca estuviste!

20 Julio 1969


sábado, 17 de julio de 2021

domingo, 11 de julio de 2021

MI CRUEL SOCIEDAD

Párate o la parturienta madrugada será tu lugar del crimen, 
la nieve esquirlando el verano
Las alegorías dejaron de escucharse en “ninguna noche”, 
la premonición tiene una lengua corta
¿Por qué Siempre regresamos a oscuras?
Los móviles bajo la televisión, 
imágenes del abstracto, 
la telaraña tejida en sus inquietas esquinas
Párate o las aglomeraciones, entre sarcásticos discursos, 
te colmarán con sus huecos saludos
En la radio, la inmóvil mujer teñida, 
escuchó el último sonido de los “Ramones”
Entre estertores y sorbos de adrenalina artificial ¡no halló poesía!
Párate, ¿escucharás el sonido en el ruido de tus ojos? 
el pestañear de la inconsciencia
Las hormigas perduran al sonido del grajo, tan ágiles y picantes,
tan nimias como oscuras


don dumas



domingo, 4 de julio de 2021

DUERMES

Aún reluce tu creación en mí
Aún odio la claridad de este maldito día
El grito
El hueco
Y el vacío
En cada movimiento del viento aún encuentro tu presencia
Por eso tiemblo en la quietud de este aire muerto

don dumas

A mi inolvidable padre, en todos mis versos





jueves, 1 de julio de 2021

CAPITULOS

Sobre mi frente, una noche y un cielo

Parpadeos de mi consciencia ¡retando lo invisible!

Un halo que reverbera en finales 

Mi garganta recorriendo fácil su sabor 

Entre los dúctiles vientos que de otros vientos huyen

Desde su frío helador hasta el calor de mis sienes


Soy verbo dormido

Siento cerca los pasos de la vieja dama

Sus cuencas vacías hablan sin miedo

Viejo rostro orillado al olvido 

¡Al olvido! en el femenino nombre de las tumbas 

Y hasta allí he caído...

Como caen unos ojos en las argollas de la decepción

Equilibrando alas, plegando días...hojas tras las horas 

Cosidas a la maleza de la vida


Tras mi verde mar imaginado

el brillo de la luna cuartea sin piedad la mirada

transforma al marino en isla, hasta la luz de mi amanecer

Tordos caprichosos, simulando el destino del crudo invierno

Quisiera haber sido tan solo vuestro delirio ¡el inexplicable delirio!


Para cada momento, y con el vigor de los truenos,

entre el eclipse de la soga y el diablo, se sujeta mi frágil cuello

¿Quién respira tan profundo antes de la muerte?

Entre arbóreos deseos me desnudo 

ante la aquiescencia de los árboles del bosque


don dumas






miércoles, 16 de junio de 2021

LA SOMBRA DIVINA

¡Qué lejos llegó Dios!
Y yo, que antes era su errante deambular,
hoy soy prisa que no conoce lluvia
Su hija desnuda, su rémora en el abrupto fondo
 
¡Divinidad! tú eres mi corto suicidio
Tentando mis espacios rotos
Dedos de itinerante luciérnaga y soga  
 
Aun creo en mí, en todos mis lugares
Mi clara inspiración entre turbulencias
Al trasluz, brillan mis ojos, en mi cadáver 
Su incesta perdición bruñe la mirada   
 
El cosmos retumba, 
en la pequeñez de mi pensamiento
¡Qué lejos llegó Dios!
Y yo, encerrada entre mis cuatro muros
 
don dumas
 
 
 
 

 
 
 

sábado, 5 de junio de 2021

BURBUJA EN LA METRICA NOCTURNA

Un corchete, delicadas sus rejas, el termómetro en su óxido...todo un devorador ¡Me he encerrado en un corchete!
Poesía, poesía, ¡dejadme respirar en poesía! O2 babeando sobre mi esqueleto. Y estos huesos, en el execrable tiempo, serían mis barrotes. Del futuro del que siempre escapo.
Una cruz picada en el agua, un remolino aspado.
Las palabras como desenterradoras del maleficio, ¡desenterrar las formas! No entiendo a las sordas maneras. ¡Tirad la cruz! Empobrece la belleza. Gloria en todas mis muertes
Yo me atrevo, obsceno de mis canciones. Un sombrío paisaje...nada se dibuja sin muerte. Y el buen poeta lo intuye.
El instinto es una canción. La intuición, su perenne melodía. A veces creo que lloro, pero no soy yo. Son las alejadas torres del periplo, el escondrijo. Una guitarra suena al fondo, con su parodia interminable , tras el telar de las sombras, sus eléctricos acordes se pierden entre puntadas de escalofríos. No hay pared. Entre el vacío y la densidad, toda mi poesía
¡Bebedme hasta embriagaros!
Malditos

don dumas






domingo, 30 de mayo de 2021

BLANCO Y NEGRO (ELECCION)



Donde las esferas gritaban, como espejos de la muerte,

me hostigaba el perverso lobo que muerde, 

con sus dientes, fríos, alrededor de mi olfato, 

Son filos alargados en la mente sin camino

"y me buscan  PARA ser su alimento"


Asomaba el díscolo sol, 

se exponía a la vista de los ciegos y de sus miserables risas

encogiendo el universo,

"sus esquirlas doradas sorteaban la faz del misterioso viento"


La Nada peligra

la indefensa orilla suplica sombras, 

a la paz conversa,  

a los ingentes descalabros que agitan este desierto, 

"me regodeo en su desnudo suelo"


Soy Un elegido, gimnosperma maldito sin rostro,

de una isla sin nombre, 

Satanás de un barco hundido 

"bajo el piélago de lo invisible"


De extremo a extremo, me palpo sin voz

Y aturdido me encuentro,

en un fondo interior que parece un infierno

"Es el inmenso fondo que dicta el castigo "


don dumas





domingo, 23 de mayo de 2021

SUBTERRANEA


Si lloviera, si hoy lloviera, tu poesía llorando hasta mí
Tu boca buscadora del tacto en mi visionaria sangre 
La agonía es un espejo denso de rojos destellos 
Una espesura delicada  ahogándome

Si me vieras, si tú me vieras 
Devorando mi fe en la destrucción
A mis amorfas reinas, tedias blancas, del deseo
Entre ellas, mi cabeza decapitada sustentando esturiones de Marte

El colapso
En ramilletes de hordas, en la frente quema
Tu embarrado sueño trepa hacia mi penumbra
Entre los besos muertos, yace tu luz

Perdona mis límites, escorzo negro
Se arrojaron al virtual vacío, descansando mis dedos
Es el eclipse simulado en la desnudez del gorrión
Sin prisa, buscando el verso embrujado bajo mi cama

Y surjo de tus espontáneos deseos, en un torso de tristeza

don dumas



sábado, 15 de mayo de 2021

LA ROSA

He olvidado mi alma en los pedregales
de los violentos inviernos
vaciados de todos los bailes del cuerpo
Alma descompuesta por niños terribles, de extraviada silueta,
(Esa alma, cacofónica, en mi pensamiento asesinado se agarra)
Me habla en la oscuridad con los lamentos del frío,
En mi flojedad escucho
en su tez cardina
un zumbido de agonías
cayendo como cascadas, es el plomo, es el viento
en un incierto océano de labios morados
En la inmensidad del silencio, que nada ocupa,
la noche tiene la voz más dulce, voz que empuja hacia el abismo
Su garganta expele el sonido acuífero de todas las sombras
Yo me abriré a su mundo, al parpadeante hechizo de sus ojos,
vestido con los negros ropajes de un asceta, 
encorsetado en los tristes aullidos de lobo
Mi carne en el vuelo de sus pliegues, cosida a la esperanza de un homo 
Negras vestiduras que me ocultarán de tu misterioso deseo

don dumas






martes, 11 de mayo de 2021

PISaNDO DESORDEN




He salido del suelo, asomo de aquellos días que se extraviaron entre siglos
Sigilos
Marionetas
Piso y avanzo... a través de la estela mojada que diseminan las ranas, 
el bello verde de sus sueños
Me anima saberme un niño moribundo, 
tan ciego entre sus infantiles paredes que me tapan
Me excitan sus besos de ronchas y rasilla abrasiva
Tengo manchas de su cal blanca, tengo manchas que aborrezco al cruzar la calle
Son los juegos de la madre serpiente, la naturaleza de la estrecha trinchera,
y se retuercen por no salir a la superficie de cristal
Qué maravilla ser la uña que los rasga, 
danzar siendo el grito más cruento,
escapado de los cuentos 
Secuestro a La fantasía, se arrulla conmigo, 
nos damos la mano disfrazados de niña caperucita
Y su norte nos presta una escapada con su risa encogida, 
somos un ozono aturdido
Me atrae su color, 
viaja despacio, es azul,
como una tempestad que engaña a las nubes
torpes, temblorosas
Me presto a sus diábolos, cruzándome de brazos, 
quiero ser su máquina, 
rezo al estruendoso olor de sus planchas de metal, 
mientras lluevan hasta el cielo mis pergaminos
papel que tiembla y máquina que bosteza
Ahora bebo licores de mandarina
hacen sombra sus cascabeles, suben las escaleras de mi mente, 
trepan, trepan hasta mi quinta planta celestial
La noche me traga, en su garganta enfurecida de luna, 
en la ausencia de luces,
miden el tamaño de mis huesos
Su resistencia se afloja bajo los techos de la santa casa
Son bravos escondites
Mañana, otra vez mañana, serás mi número, 
te contaré cómo si fueras estrella errante en la malnacida galaxia 
Un punto pequeño, 
lejano, 
tímido, 
entre la suciedad de la inmensa negritud
Y yo clavando extraños
Lo extraño salpica en su bello paisaje. Y el paisaje bello se nos hace extraño 
Todo es extraño cuando duermo
cuando la oscura noche surge de la boca del lobo
Y difumina sombras en las paredes, surgiendo aquellos monstruos que son todos míos
Nunca me muero sin antes darles las buenas noches 

don dumas


miércoles, 5 de mayo de 2021

MIEDO

Hoy llueve del oscuro cielo todo su miedo
Atezadas gotas que secan antes de tocar mi suelo
¡Qué ridículo me siento empapándome de su nada!
Y como una cruel humedad...se desvanece sobre mi pecho

don dumas






jueves, 22 de abril de 2021

ATMOSFERAS


La axfisia

me tienta,

con sus ojos cerrados

timbreo en su soga, su sinfonía

tenue movimiento, en el árbol del ahorcado

trenzo la espesura,

su delicado abrupto,

rezumando, goteos, tras el cristal del paraiso, el árnica retando al alba

un ahogo, de trágica visita, entre olores cenagosos 

yo tiemblo

bajo un cielo oscurecido,

el casto ciclo en mi estómago

supuro el miedo, cual miel invisible

mis manos tejen la aridez del aire

su presencia

 

don dumas

 

 

 


 

viernes, 9 de abril de 2021

FLORES A MONTPARNASSE

¡Que pase la luz del muerto!
Versálico !que hoy nacen todas mis trabas!
Me has dado atormentadas alas, translúcida silueta de enorme castigo
Mis pasos cortos
Y mi mirada larga
En este incesante desplumar de hojas, los dias secos
Solo tus flores incendian mi mente
Y escriben su dolor rasgando un diario de muerte
Exigua dualidad, el riego devorando el tormento
Y allí escucharás mi voz apagada, entre ladridos de perro, mi voz de ceniza, mi voz a la conquista de la muerte

A Charles Baudelaire

domingo, 7 de febrero de 2021

Z56





Regreso a las esquinas, a sus interminables delirios
Un crustáceo rectilíneo soy de pinzas tormentosas...en su hueco infinito,
rectando sobre mi albino pensamiento

Regreso hasta las altas torres de la decadencia
Ahora saldré a buscarte entre las tiernas hojas del silencio
Perdido en un insobornable laberinto de dudas que me tapan...y que me arropan

Mis ojos se vuelven grises, como el maldito color de mi silueta
Y ahora observo su luz ténebre, al final de mi rasposo paladar, 
oscuro soplo desde mi garganta, que me agarra entre espasmos, 
encogiéndome en la atmosfera chirriante que aún respiro

Su ruidoso polvo es la brisa que me habla, y te busco en un santo consuelo como el brillo que insufle mis pulmones. Me desencajo en alguna de mis vidas ¿soy fruto o soy despojo?

Pero esta asfixia tan oscura, penetra con sus hilos de angustia, entre bocanadas miserables, hasta mi inseparable pensamiento


don dumas


Hasta luego, gracias a tod@s por haberme visitado, leído y en algún momento, haberme

entendido o comprendido entre estas canciones y poesías de oscuridad.

Volveré, tal vez, aunque no me gusta saber cuando

¡Besos y abrazos!








sábado, 6 de febrero de 2021

REFLExIÓN

¿Y qué es poesía sino recordar que se está muerto? 
¿Qué hay detrás de las bellas palabras, de una bella frase, sino es una bella muerte?
La poesía esconde todo el rencor del recuerdo
Dicen que vuelas como una mariposa, nacida de un oscuro pensamiento
Como un frágil aleteo
Como un frágil tormento
Duradera tinta golpeando sobre el olvido
Y yo te exclamo para que seas mi vuelo eterno
sobre un solo día, en un manjar de vientos que estiren de norte a sur
en todas sus direcciones 
diseminando mi origen
Regresar a las plágicas virtudes
A los plácidos burdeles del insomnio
Alanda, Alanda ¿sabes quién soy?
Dedos incapaces de señalarte
Póstuma figura de ronda mariposa
Envuelta por el holístico temblor antes de la bruma y de la Nada
¡Quién sabe de aquellas mariposas, aturdidas por su voz,
huidizas de las miradas rabiosas de un cielo y su carmín!
¡Qué lejos voláis con alas de un solo día!

don dumas


sábado, 30 de enero de 2021

INMARCESIBLE

Te he visto bajar desde tu cristalino cielo hasta mi infierno erizado
Vestías el fino temblor de la pasión 
embellecida con el olor de enigmáticos frutos
La luna vaporosa te desnudó de joyas
Levitabas en una silueta muda 
derramando tu mundo sobre mi hastío
Acústicas manos entrelazadas en aire ardiendo
Tu sangre gritándote
Oh, siento esas manos divinas que me calman
Su tacto introspectivo pasea entre mis escondidos bosques
buscando el día sin final
Cría de loba erizada entre el bien y el mal
¡Despiértame!
Hoy duermo sobre un amor cansado
¡Despiértame! rescata mi cara en la hondonada de mi podredumbre
No distingo tu lengua de la mentira
tu beso oscureció mis instintos
Cuando bajas de tu cielo con tu enigmática belleza
arrecia una lluvia negra sobre el hombre
Y yo me apago entre su vapor y tu rocío misterioso

don dumas





Me encanta esta cita de Nietzsche, tan verdadera y permanente:
"Lo que Dante y Goethe pensaron de la mujer - el primero al cantar: "ella miraba hacia arriba, y yo hacia ella"; y el segundo al traducir: "el eterno femenino nos impulsa hacia arriba" suscitará la oposición de toda mujer medianamente digna: pues esto es precisamente lo que ella piensa del eterno masculino..."

Amén

domingo, 24 de enero de 2021

POEMA BAJO EL SOL



Ha llegado el día tambaleándome 
El drenaje de sus brumas, su vaporosa silueta danzando sobre mi escenario 
arrastran su destronado lodo hasta mi fe 
Mi canto envejece 
Se acelera el dolor de mis palabras 
Regreso descalzo y moribundo a mi libro invisible
El amanecer entre mis brazos 
peleándose por abrazarme 
¿Cuántas vidas dejé atrás? 
¿Cuántas noches en cada vida?

don dumas



sábado, 23 de enero de 2021

LA PUERTA DE JULIA (ENTRE TINIEBLAS)

Muchas noches caímos de rodillas, absorbidos por los libros malditos,
ajenos a las turbias miradas
Las notas de Rimbaud eran mi carcajada, sus manos de niño, mi distracción
Nos devoraba la ausencia de brújula en nuestro mundo blanco y horizontal
Dibujaba cuadros con mis pétalos de fantasma a las jóvenes sonrisas,
vagantes brillaban en sus vidas de neón
Yo existía…tan lejos de mí
El aire hablaba entre mis cabellos con su misteriosa voz de ancestral pino, yo era un mudo que solo gritaba
Me mostraba valiente ante el sol, delante de aquel astro rutinario abrasando mis días,
el amo que invadía dunas del desierto entre las botas de Sadam
Nadie me hablaba entre los surcos que estriaban mis sienes, excepto tu voz
Yo existía…tan lejos de mí, ajeno a las batallas


don dumas



domingo, 17 de enero de 2021

LA GRAN BOCA

Vida que truena
Entre frisias y rondas rocas
Perplejos troncales
Giran, giran sus roncales
Viudas entre ramas
Las negras soflamas
Rondan entre vegas
Sonoras y tristes sus salvas
Enredos de cámaras siniestras
Duelen los ruidos
Sus fondos cubiertos
De telas sombrías
En el pegajoso aceitar
Las ruinas agolpan
Su cojo caminar
Mienten los vientos
A sus aires realzados
Mienten las cumbres
Dos almas sin dientes

don dumas



viernes, 8 de enero de 2021

INVISIBLES


Recogió el cielo mi confusa mirada
Dices que me observas en tus tardes de invierno
¿Es tu deformada cara rodeada por el frio la que veo?
El viejo baila a la huida de los cantos de pájaro
¿Eres tú?
¿Quién me dibuja como oscuras huellas sobre el hielo?

don dumas






viernes, 1 de enero de 2021

AL AMANECER

Te propongo un grito en el amanecer
rompiendo el trágico silencio
Rodeémonos de escarzadas flores
de sus escozores crujiendo contra el mal
Te ofrezco un refugio de dama
en las tupidas ramas de mi incógnita
cubriendo la estampa del adiós
entre petunias blancas y serenas
Ellas revelan el secreto del edén
De su perenne oscuridad
La noche es una mujer
Y el hombre el riego de su cielo
Somos lo táctil sobre todo Aquello
Lo inalcanzablemente invisible
Sus arcos cubriendo miserias
Y envuelto del sibilino espíritu 
me transporto hasta sus escondidos campos
Despejados de escenas
Sembrados de cristalinos momentos 
Regados de los Mortecinos recuerdos

don dumas



jueves, 24 de diciembre de 2020

QUIMICA Y ALMA





Me recuerdas al secreto de las alas 
El martirio es llevarlas, creer que vuelas 
Sobrevolar un horizonte que no habla 
Enmudecido en el vértigo 

Ocuparon mi vida los espectros y sus contraluces, 
en círculos viciosos e imperfectos, 
acaso fueron suspiros, eran perfidias que lloraban
Vagaba mi verdugo en la distancia,
en Mi abrasivo caos, con su oscura furia,  
el terror duerme lúgubre conmigo 

¿Quién me persigue? ¿Qué roza mi piel en el maquillado anochecer?
Mi crescencia amaneció en un trasnochado verso, 
arrastrando dos almas, 
a la destrucción el plagio de las vidas 
Regalándome el tacto de los santos, trazadas mis odas, 
con la suavidad de la lisérgica nada, 
incolora entre mis acciones, 
incoloras y aburridas mariposas 

Sus alas me han alejado de ser hombre, 
rompen mi habla contra los acantilados del vacío, 
me difuminan con su inconsciencia 
La diosa vagabunda me posee, lunática Diana,  
sus ríos visionarios me ahogan 
todos los dibujos son engaños, papel 

Tan solo me reconoce su hoy, su insignificante esfera, 
la lucidez del brillo, 
un esplendor que reaviva la vela
Musa Excéntrica en Mi labio partido 
Me hiciste nacer herido, extraviado en un recodo de dolor 

Desaparecido el ocaso, soy tu colapso, 
creen que hablo a la oscuridad
Pero ella aún me pertenece 

He dormido tres veces, esperando los albores 
He dormido 
Y no he despertado 
Me escondió el despoblado óbito con sus eclipses 
En su lluvia girando sobre mi rostro 
¡escuchadla! 
Sus parpadeos sobre mi rojiza tierra 
Ella me Habla a través del agua que recoge 
¿Cómo advertir en el oído el sonido que agrieta mi vida?

don dumas








miércoles, 16 de diciembre de 2020

PAGINAS


Me preguntarían las páginas de mi libro negro...
¿Quién soy? 
El murmullo antes del estruendo
La frágil lágrima derramada sobre el punto más oscuro de tu noche
Es muy fácil escondernos, en mi boca los besos mueren 
en el éxtasis de un segundo
Siento sus aullidos en la calma, su desaliento en la paz  
Esos barcos son vencejos 
vuelan sobre impacientes olas
Y desaparecen en el Tiempo que nunca busca 
¿Qué hay más inmenso que esperar en la desolación? 
¡Dejadme volar! 
Dejadme ser las cataratas que se arrojan mordiendo al vacío
Sin el retorno esperado
Inundándome de las mentiras que fulminan los infinitos 
El duro revés me aguarda
¿Quién soy?
El azul sonoro se dispara entre mis ojos 
Tú ya sabes quién soy
La esperanza que se diluye entre siluetas sin ningún reflejo 
El enigmático desafío soy

don dumas


viernes, 11 de diciembre de 2020

INEXISTENTE

Me he parado en el tiempo
Entre Los Muros que me callan
Terrenales piedras que me encierran
Con mensajes marcados en los puños dolidos
Y yo hablo de lo que no existe 
Dicen que el cielo nos olvidó en nuestro día más cercano, 
si tú entiendes su ausencia, si tú me abrieras a sus duras tragedias,  
¡serían tantas las puertas abiertas! y con tu sencillez,
me verías como a un niño callado, absorto en mis profecías vacías, 
inmensidades perdidas entre las palabras que no viajan
en el alámbrico túnel sin final 
Me miro ¡me siento tan lejos! asustado por las invisibles voces que me hablan 
Mi más allá no está en la muerte, se sienta frente a mi, 
con su delgada parálisis, escrutando todos mis males
Mi señora muerte, soy el hombre que abandonaste en tu laberinto, 
en las llamaradas de lo ignoto
en sus filos


Nos alejamos, quizás de ese lugar que se desconoce,
quizás sea la lejanía donde se esconden los albores ¿Quién te teme?
Son ruidosas todas tus victorias, y silenciosos todos tus anuncios
y arden y se estrellan ante mi salvaje mirada
Permaneceré
donde exista una flor
Permaneceré llegando a ser solo deuda
entre míseras y estigmatizadas gotas
extraviándome más allá del más allá
Háblame hoy de ti,
de los alrededores que te surcan, de tu cabello hechizado
extrañándome en tu recorrido, buscando mi silueta
Somos alabastros que se rayan con el frío
¡bésame hoy! en estas mis mejillas pálidas
que el firmamento nace entre mis poros
que hoy nazco del infinito
Y allí, donde no existe cielo
existirá el peso de mi podredumbre

don dumas





domingo, 6 de diciembre de 2020

la OSCURidad y la DAMA

¿Quién se queda el silencio? ¿Quién abre sus puertas?
Nos quedamos anclados entre sus formas más crueles
En el vacío que nunca duerme
Y el tiempo
El tiempo nos observa
se revuelve incómodo entre mis invisibles cabellos
Navega en todos mis cielos
Y en todos ellos, sus secretos hacen huella
Las paradojas viajan con nuestros sueños
Con nosotros, entre briznas del deseo
Sus imágenes regresan cuando dejas de pensar
Un regreso con forma de alas, sumergidas en las branquias del océano, 
mar que habla con sus olas
Se desgasta la noche, un tenue suspiro tiembla entre mis dedos
Todo desaparece
Soy emanación que cuelga de los hilos del tiempo
El sonido de las campanas embellece su inmensidad
Parca inmensidad

don dumas

 



miércoles, 25 de noviembre de 2020

OBSESION

El color de tus ojos cambiaría
sus verdes aspavientos
entre Sutilezas de mis negras gotas
Derramadas sobre tu ígneo 
agua en versos
persuadiendo virginidades 
en el brillo deslumbrándome
tu desgarrado amor
Cuando escucho toda tu verdad mordiéndome
yo soy 
oblicuo hueco en tu corazón
vesania llamándome por tu nombre
El viento escuece con tu invisible
con Tu ausencia
Todo mi cuerpo respira tu largo viaje
soy un largo día
cuando se descomponen mis dedos
golpeando las lejanías de tu imposible

don dumas



sábado, 21 de noviembre de 2020

EXTRAÑOS

Ahora encuentro la noche, tan efímera y radiante, enrojeciendo los vestidos de tu voz...el ángel entre gorriones
Ahora tus cruces se hacen versos, débiles sombras sujetando mi débil árbol, entre senderos de serenos ramajes, descubriendo ambrosía en tu belleza
Amada solo en la soledad de la noche, un despiste originó los soplos del viento, amada lejos del fatídico vergel, tu crimen oculto con el silencio del amanecer
Y ahora arrecían tus palabras enmudeciendo tus singladuras, asoman tus esqueléticos pies bajo mi barro. Callas en la ladera de mis pensamientos, no hables sin que te escuchen las flores, no hables...
Vagabunda la noche que no me deja dormir, me volviste a repetir, con aquella voz brillando en tus labios oscurecidos, quizás mordidos por la luz de mis espejos
Espesos los frágiles días de mi infierno, amada solo entre nieblas de mi fugaz silueta. Volverás a mis recuerdos antes que el propio amanecer
Seremos niebla esculpida por extraños
En las clarescencias del mal

don dumas










domingo, 15 de noviembre de 2020

PERFUME

Blanco de noche
surges en aromas crujiendo en mi voz
Tímida sustancia, clímax absorbiendo mi naturaleza opaca
Un beso que duerme a la eternidad
Tu mano de avispa sobre mi piel fantasma, descubre hilos carnosos de agonía
Se abre la tormenta del sueño, en cascadas que brotan de la nada, el tapiz que pisas solo es bruma, bruma que calma

Y el cielo despierta entre prixias canciones de aroma
Ungiendo en olor tus exigencias 
Blanco de noche

don dumas







miércoles, 4 de noviembre de 2020

FRIOS

He mudado mi corazón por el desaliento de un espantapájaros
Me doblego a su mundo sin alma
Las fuerzas caen al suelo, inermes los brazos que las sostenían
y desaparece el romance, que ingenuo, correteaba a la puesta de sol
El tiempo, como un hermano tembloroso, también cae, 
oxidándose con mi sudor, pero no se rompe, 
yo te guardé en un subsuelo creyéndolo tumba
Soy cientos de segundos de hambruna, rodeando huesos, tropezando
con tu absurdo segundo que me hace desaparecer
Echaré de menos mi rojiza tierra y su cálido viento despeinándome
Taparé mi endeble cuerpo de heno tan solo con tu furia


don dumas
 




domingo, 1 de noviembre de 2020

LOS OJOS DE ALICIA

Te adivino entre los harapos de una lengua muerta
En el dolor del azar, entre vuelos de transparencias
Tras una puerta tullida, tu estatua
¡Que no se extravíe en el vacío tu tentadora imagen!
Un grito arrancado sin tu voz, pesa en mi garganta dormida,
lacrimada esperanza de tu dios Anubis
Mil vidas tuyas de espera
se queman entre mis defectos
Soy el día sujeto a tu tormenta
Pero permaneces fría y quieta en tu suelo resbaladizo
Pequeña mariposa, atrapada estás entre sus efluvios,
Tu carne, señuelo de las aves que brillan, duele
Te duele tanto como tu miedo

don dumas


"Si pudieran cubrirse tus cenizas con luz"

jueves, 22 de octubre de 2020

METAMORFOSIS

Sois inmenso campo de amapolas,
me habláis, con el volátil rojo que arpea sobre mis ojos,
inmerso en mi vesánico mundo de círculos

Hay mantos de amusgada tela que tapan el canto de mi solitaria voz
Es mi pagus sin sentido
La temerosa frescura, tan apretada, ella, en una mansa rueda, viajera de mi tiempo bastardo

Me muerden celosos los paraísos de Venus, mi carne temblorosa encerrada por su cielo
Ascendentes sorbos donde escondo mi demonio entre mis alas de ángel
ante los ojos de esta dama persa difuminada en la niebla

Y no solo me observan
Me agarran sus profundas raíces del consuelo, escondidas entre una tenue luz
Invisible
Reino de los iris perfumados

¿Por qué no soy dueño de mi vida?
Expectante, yo reposo, entre el óxido de las jaulas,
para conocer el futuro de mi muerte desconcertante

Mundo de imperecederas cenizas, yelmo abrasador en mis manos huidizas
Señora oscura, paseas en todas mis noches enseñoreada de sinrazón
Lloro tus estrías, las lloro, malditos surcos hiriendo mis lunas exentas de tus días

don dumas

A Carlos Acutis

sábado, 10 de octubre de 2020

ODIOS


Los ojos duelen en la oscuridad, atrapados en los ciegos días del medioevo
Demasiado tiempo allí escondidos, apagados por la fuerza que eclipsa mi ADN
Se abría una puerta al pánico, duerme un bastardo dentro de mi vientre,
acurrucado en la tempestad, en su soberbia atmósfera,
solo brillan mis cabellos rubios ¡tan finos y olvidados! escondidos en las vasijas del odio
Los amantes cerca del río escuchan su lividez, entre pasos firmes de un fantasma
La guerra atrae a la lluvia, a sus humedales, a las gotas más bellas
Riega con ellas su negra tierra cubierta de polvo y ceniza, 
rendidas, brotarán las palabras más duras del jazmín
Yo sé por qué no vuelan las plumas de mi tiempo, ancladas en la pendiente de mi pecho, 
hojas húmedas que tapan tanta sed, 
que se transforman entre mis dedos en ardientes visiones
Ellas me agarran con la grama de un disparo, con sonidos que extrañan a tus oídos
Siempre será invierno en esos delgados dedos, que se abren como mariposas por agarrar un círculo,
la corta vida de una nota musical
Aún cantan las bellas mariposas con su voz arrasada
La dureza de mis uñas rasgando sobre la dureza de sus alas y, muy cerca, mis días suman misterios
Es difícil imaginarlos tras las sombras de tu vestido, sus vuelos ocultando tu respiración
Créeme ahora, no estabas sola, los cuervos te acompañaban dormitando en los susurros de la noche, recorriendo el látigo de la mañana
Y tal vez no me sintieras, tal vez me vieras solo como un hombre 
Miré una vez más al profundo hueco de tu vacío, extenso, radiante, y ya no existía siquiera piel, solo el sencillo sonido de una nube, volátil, divisando mi oscura maraña
Quizás fue mi última vez

don dumas



lunes, 20 de julio de 2020

PEQUEÑA PERLA


Tu lenta cadencia, de tu lento baile
En la imponente inmensidad

Mi mirada celeste más bella
Reclamo y grito de lobo

En tu morada gris pierdo mi aliento

don dumas

20 Julio 1969




jueves, 16 de julio de 2020

LA PUERTA ABIERTA

                                             La bella mirada de un rebelde sobre el genio


Sufro el peor día de una guerra, hundido hasta un cuerpo inesperado
Y me arrepiento, adivinado en las alacenas de la abrupta oscuridad
En su misteriosa casa de dos dígitos, de pasos inacabados, percibo,
el temor acostumbrándose a mi almohada
Injuriado en mis soportales con su ruido loco, sin tus noches, sin mis días
Ha caído herida mi fragilidad, a sus cenizas el sucio viento las esparce
Abro un adiós con mi mano esquelética, regresando a la triste vida
¿Cuántos años de verdades morderán mi instinto?

don dumas


viernes, 10 de julio de 2020

IrReaLISmo uNo



La rugosidad de sus cinco puntas, sus formas parlanchinas de sol y agua, se mofan en un barreño con siluetas escondidas bajo un mar de escamas
Que tropiezan mis olivos, aparentando rascacielos, con la confusión de la niebla, con el disparate decapitado de formas rosas, mordiendo los labios de una guadaña despuntada, su voz retumba entre los huecos de mis suelos, con la pegajosa saliva de un humano, recogidas sus migas de pan con la mano del hambriento, a veces somos su máquina perdida
Me muevo entre uñas de alimaña, cargando mi pelo arremolinado entre mi cerebro, atadas mis venas exuberantes a mis zapatos, con la ansiedad de la dominante omisión
El obelisco paisaje atemorizado con salvajes bocados de termita, sus apariciones me desalojan de la negra mirada, destrozada en la ventana abierta del mal, por mis ojos de pez, su aroma jengibre escala mis huesos barrocos
Malditos los soplos, cojos anuncian con su canto de gallo un exorcismo en sus plumas, sus aguijones han muerto en mi estómago, moribundos alicientes, no absorbí ni una sola gota de su sangre
He regresado a la esquina en la hora del silencio, allí solo fui una micro duda, el barco fantasma oxidando su rumbo, encalla en una salada inyección de heroína, advierto el flujo del auxilio.

don dumas

domingo, 5 de julio de 2020

LA SANGRE DE MIS OJOS




Quédese en el mar el extraviado mal que me amó,
llegó tarde al calor de verano,
las perniciosas canas extendidas sobre mi silueta
Mueran sobre mi sucia tierra las mil monedas al aire, extrañadas en el viejo azul

La espera, la desnuda espera, desboca mis estaciones entre la sequedad de mi desastre
Cierro mis ojos rojos para no entenderlo, de su copa brindando penden los hilos de mi estancia gris
En cada final encuentro un inicio a mi eternidad, fundida entre mis cicatrices de hombre
¡Tantas son sus heridas!
Y abrumo hasta la última bocanada en mis pulmones deshidratados, hasta la asfixia
¿así es la muerte, pequeña?

Nadie como un lobo aúlla en el colmillo tanta rabia, viéndome desaparecer, como una pestaña en el abisal de su garganta, huyendo hacia la timidez más absoluta
Soy prisionero,
me ha robado el silencio,
solo existo en mi nefasto pensamiento,
aquí desaparezco,
caído sobre la abundancia de flores. Y me embriago de ellas, madres de mi muerte

Admiro el odio a mi carne, reflejo turbio en el espejo de dos vidas perdidas
Ya no resisto mi columna hecha de grillos, con su negro escozor de destrucción
Ansío ser el escondite de la lujuria, sin hueco ni aliento para el amor
Yo, que vivo en la sangre de mis ojos

don dumas


lunes, 29 de junio de 2020

LAGUNAS DE LA PEREZA




Hay palabras que definen la vida, su promiscuidad llora
Encendiéndola
Exclaman al mañana sin desbrozar el atrás
Dudas, tarántulas en mis dudas
En ese escondite encuentro mi tumba
De rojas almenas sujetas a efigies
Escuchándolas, rayan almas al vuelo elevándose en la arena
Siluetas perdidas en un bosque de enormes manos
Mis pies no pisarán sobre su alivio atormentado


Tal vez llego solo, encorvado a esta curva vida
Un presentimiento apátrida de mi vieja herida
El "a veces" se excrementa perenne en mi tacto
Sosteniendo una pereza rota en las líneas de mi mano
Sobrevivo los días acarreando un difunto en mi memoria
Cada día es una pérdida
El peso de la escucha silenciosa
Buscando un lugar entre el vacío, un cobijo en la distorsión del alma
Necesito hundirme en la brusquedad de un punto final
El ruido se ha esfumado con una niebla evocadora hacia el mal

don dumas


lunes, 22 de junio de 2020

LLUEVE EN LA NOCHE



Me miras con esos ojos que la penumbra te ha dado,
encerrándome en el abismo de inquietas rosas

Y a ti, poeta ¿quién te oscureció para imaginarme?
Me nombras con palabras que se esconden entre el ruido de tus hojas
Tan apagadas y tan muertas como mis ojos

don dumas



viernes, 12 de junio de 2020

DISTURBIA



En los cuadros de su ira esfuminan baladas que algún día sonaron
Altivos juglares anunciando al desierto su presidio
Pequeños matices,  sufren sus dibujos de ojos rasgados
Al calor del asfalto las sienes se hunden


Mis ángeles huyen, viejos colibrís
Sorteando alambres caídos
Escoltados entre alas negras
Con la altitud de sus negros pájaros negros, hasta donde ellos puedan volar

Dedos son gatillos guiñando en la altura
Distúrbiame con tus reflejos alargados
De la maldad que me absorbe con sus rasgos, tu mal me acerca entre tragos

Un acecho se vuelve día, crimen que se asoma y parpadea
En la belleza plana de una esquina reposa
Cara a cara, los mundos desaparecen en mi vista

don dumas

sábado, 6 de junio de 2020

FANTASMAS (REGRESO)


Ella me miraba con ojos de pecado
lejos de esta vida
con olores cribados en su mirada
la sola intención de escondernos
caminando al precipicio de la abundancia
encadenados al vacío
al abismo sin regreso
Encontré en la noche otra respiración
entelequia eran mis huesos
los besos eran el sonido de un espectro
desperté
siendo nuevamente hombre de cristal

don dumas


jueves, 4 de junio de 2020

TESTIGOS


¡Cuántas cadenas regurgitarán de las tumbas que visitaron nuestros poemas con los extremos dulces que se agitan con tentáculos de fiel guerra adulada en las sombras amantes de la hierba que nunca mueve el viento! Y secan voces lejos de la atroz mirada de luces sentadas sobre el carcomido metal resucitado. Testigos



Mi foto

domingo, 31 de mayo de 2020

DE ELLA HABLO


De ella hablo
Señuelo de los pájaros
Se ha secado su lluvia y se han evaporado sus vientos
Sé que hablo al vacío. Donde nadie me escuchará
Solo hablo a los guiños de una rosa

Los días volverán atrás
Dibujados con su acuarela oscurecida
En una superficie de trágicas palabras
Tejidas en mi voz
Sudorosas de desamor


Mi foto

domingo, 17 de mayo de 2020

¿POR QUE NO VUELAN PAJAROS EN LA NOCHE?

La existencia se derrama entre mis fríos
CRECIDA en el Olimpo
entre sandalias de pies desnudos
de sombras que al sonido apaga

Ódiame en su tiempo, a la crecida del río
Oxímoron de mi noche
escurrida la novela de tus labios
en el manso del capitolio deseo

Quizás no vuelen pájaros en la noche

don dumas

domingo, 3 de mayo de 2020

ESTRELLA DEL EXTASIS


Fuiste una voz invisible en mis dos nacimientos
Volátil con tu presencia fugitiva
Y en el ahora
resueno entre tus lamentos
La rueda que mueve a tu especie nos hizo semejantes
No pude soñarte todo el tiempo 
La verdad no nos habla por la boca de un hombre
Y sabes que lo habito
Vivo en el bosque, su ramaje destruye los rayos del alba, en las mañanas
Escucho el discurrir de sus ramas en sus voces que me arden 
Llorando al escondite de un roble, la espesura me duerme para no verte 
...Muerte...


MIS CANCIONES OSCURAS

INVISIBLES V