domingo, 1 de agosto de 2021

EN MI QUINTA NOCHE DE ESPERA

"No comiences a leer, si aún no te encuentras cansado..."


Mi nombre, el que mueve a las olas
Mi hambre, el que "ténèbre" se escribe sobre la niebla
Un traje galán en sus olvidos de infancia me cubre
¡Amemos el día entero!

Soy un sencillo hombre libre, habitando tu mundo cruel,
el de la ingeniosa parsimonia
Permaneciendo como árbol de la mañana
cargado de raíces
de flemas que vuelan en lo absurdo
                                   de una mente
¡Tantos vuelos como destrozos!

Cuando los niños mueren
se pudre la madera de mis dedos perfumados
El sinsabor y la desgracia
de la casa hundida

                                                            Entonces

rabiaron sonidos de violín
como brumas caóticas, desplazándose
sobre su erguido y fálico mástil,
besos de amor moribundo
hundiendo cielos de noches blancas
selladas con el olor famélico de los lobos

En mi quinta noche de espera...
escuecen los ojos
De tristeza es la mirada de la soledad
¡Se ha soltado el avieso brillo!
Todo el brillo encerrado entre mis puños,
disperso sobre la binaria humedad de los albores,
rasgando ángeles y demonios de cueva
con la negra peregrinación
que se me resiste

En la quinta noche de espera
escucho a la odiada adivinanza
en sus temerosos vacíos
De mi nombre común, de su significado desconocido
surge el más esbelto nombre
de mujer
Es el dictado de todos mis espíritus; vacuos, 
misteriosos,
idílicos, sensuales, pergeñados

Estoy entre sus trampas,
crepitan en las órdenes de un rey mendigo
y yo, estilizado vasallo, en cada rincón llorado,
su misterioso auxilio de tramas y palmas sempiternas
                                      
                                         Recorriendo la atemporalidad
de la lánguida mirada
adulando al bien y al mal, al exceso y al pecado
                                                   ¡Oh, sueños!

los vivo y los deformo, 
no soy de su carne
Transito un lugar en el desierto
el destierro en el arco iris
alejando a este mísero mundo de carne
Me encuentro
más allá del más allá
y me recreo
en la gran distancia, en aquellos lagos de pulcritud
¿Quién sabe si allí descansan mis egos?
¿Quién sabe de mis regresos?
El desalmado tiempo cruza el rostro de las noches
y desaliñado
se ofrece
en color de olivo, en su tallo sirio
crece despacio, entre gritos y llantos
aproximando sus ramas longevas
hasta la deseada eternidad
                             Una hoja suya
                            al trasluz del alba
me recuerda mi delicada existencia,
el dolor, entre inmaculadas sombras,
el sabor de la impura muerte
El olivo me habla 
como una amante desesperada
y escucho el vértigo ¡Eolo canta!
sin dejar de ser grama
de pétreo dolor
de loca victoria
de triste derrota

Escondidos en sus laberintos, de oscura similitud,
danzo al son de los grillos,
bajo su canto invisible
insinuante de su negro frío que los envuelve
tallando la cáscara de su dura piel
El viaje de la Odisea se empequeñece en mis anhelos
es un aire dormido entre figuras de extraños siglos
Tal vez, el aire de la difamación
Vidas que caen
Octubres que levanto
La señal, la señal,
¡levita la señal!
Solo los torpes y los elegidos
nacen entre las tumbas de Octubre
¿Quién si no aprende más despacio que yo?
Un simple pasajero en la voz de Octubre
Voz divagante entre las flores jadeantes
que asoma a los desaparecidos días
en las displicencias de la décima soledad,
lejana cuna de las mentes fugitivas
Creedme, fallecieron tantas palabras en su interior: bellas y proscritas,
misteriosas y ocultas, 
dañinas,
enamoradas y románticas
y aquellas que se ahogan
antes de salir de una boca
también ahogada
Vislumbro en el ingenioso horizonte
el barco sin rumbo, transportando mi nieve, en círculos sofocantes
Como una trampa...
He caído en la más temprana de las luces, la noche
Apenas es una brizna Leviatán,
y el mal callejea en busca de utopías

Las preguntas y las rimas
yacen en mis entresijos de almohada
en un camino de devastación
Existía el lecho
donde descansaba el río perdido,
con sus acuáticos rodeos cansados
Y rompió el silencio,
                                   estalla el virtual universo
Quien esté preparado para no entenderme
estará preparado para el solsticio viaje:
más que un brazo partido
y el cuerpo entre espasmos
ensombreciendo el rojo fuerte
Más fuerte que los espasmos
germina el avance

La flor
germina, camina
y maquiavélicos rayos de sol
iluminan sus pétalos ennegrecidos
como bellos labios detrás de un beso
Los animosos pendientes
embellecen el rostro
pecaminoso
de esta reina sin reino
¿Dónde su belleza?
¡Saltad a la bruma en sus desafinados límites,
junto a ella! mis hermosos dolientes
¡Escuchad la canción más larga!
entre sus sombras inquietantes
surgidas de la piel de los erizos, y de los no vivos

En mi quinta noche de espera, mi alma enmudecida...
despertó
Es la mañana el peso de la luz,
se estampa contra los sombríos rascacielos
Una ciudad ciega, semejanza del sonámbulo tic tac
                                                         del deseo
Me declaro ingrávido entre su perfume;
en sus habitaciones oscuras
sembrando las soledades pasajeras
Pero yo os canto,
sin esperar a la premura de la música
La ausencia fantasmal de un violín,
de su sinfónica muerta,
estalla colosal en mis abruptos, ¡oh mis neuronas entretejidas!,
contra mi macabro delirio
Es el Edén, insinuando los contornos del primer hombre
Nuestro tortuoso Adán
Con su mano perdida
¿Quién domina la dirección?
sus sabores ocultos, los grajeos de la voluntad,
los amores olvidados...

Las cicatrices llaman al cuerpo
islas de dolor
Y no dejan de ser simples huesos que yerguen sus pasos
sobre el idílico penacho de la tierra
sobre el sofocante temblor de las tumbas
¡Llamadme apóstata de ojos claros!
Penetrante discurso
de la ceremonia que levantó ciudades,
sus mansas calles, 
sus vacíos descansos,
escritor de la cruel primera guerra y miles más
Pero me adelantaré a tus promiscuos pensamientos:
el hombre que no creó a Dios
Dios creó antes el espíritu del ser más abandonado
Su imagen
A su semejanza
Y a sus demonios, y todas sus ambiciones
Escuálidas gotas entre la inquieta negritud del pensamiento

Vuestros nombres allí se extinguieron
entre mensajes de los etéreos
El buzo en aguas pantanosas
nunca sobrevive, eso lo adivinas,
su oxígeno se pierde
entre pulmones de arena y arcilla
Adoro a sus perdedores
como pescadores ilusos,
a los caballos salvajes de mis aisladas montañas
                           Adoro
los años que viviré
aún en penumbra
pero es vida, vida de lunares y más lunas
Donde exista la rosa negra, irradiando toda su luz
Solo ella es la elegida para ver los peces
en la espesa espuma de la inquietud

Soy el matiz, 
como mariposa sobrevolando tu cabeza
en días turbios
o en abrazados días de calor
o en el frío del sacro invierno
seamos siempre matiz, nada es seguro,
solo aquel tiempo evaporándose en la nada
El barco alejado de su vela, no avanza, no avanza,
la parálisis del espejismo
ahora en manos de las vengativas cenizas,
inmarcesibles manos de niña
blancas y violetas
                            zurdas y diestras
recogiendo vagabundos días sin futuro,
donde me he quemado la cara
¡Ya no descansarás sobre mi belleza!

No hace falta que se pierdan ni se escondan esos cristales
La belleza permuta sobre ojos incontestables
                            belleza o misterio
la dualidad se anclará en tus ojos
Los ciegos locos
Los locos ciegos

don dumas



                                 Arnold Böcklin - Autorretrato con Muerte Tocando el Violín



                                                                                     





15 comentarios:

  1. Seguramente tendrá en tu obra la importancia que Pleno Margen supo tener en la obra de Bretón. Un poema fundacional... Para leer, releer... y aprender.

    Abrazo sin sombrero, Don.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carlos, muy caro me lo fias, Dios mío! André Bretón, creador del surrealismo, y enloquecido por las dos grandes guerras...Coincido con el en que el pensamiento debe ser tan libre como lo forja el "automatismo" alejado del racionalismo..tan falso
      Hoy nadie se escandaliza...decía...eso es que no nos conoció
      Gracias Carlos, aluciné con tu comentario...

      Fuerte abrazo!!

      Eliminar
    2. Yo te sigo releyendo, amigo. Mi comentario refrendo...

      Eliminar
  2. oH!
    Entiendo una catarsis,siento el salto al vacío de la palabra,libre, grandiosa, mortal y perfecta.
    Siento ese vuelo incandescente de tu mano escribiendo más allá de tu voluntad, más allá de la conciencia.
    Puro viaje astral te diria.
    Te fuiste a otro plano, estabas en dos dimensiones. En ambas brillabas, te expandes y te contraes, desde el dolor a la furia,al color y al filo del abismo.
    Bestial.
    Pocas veces me quedo sin palabras.
    Esta es casi una de ellas.
    BESO ENORME

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Luna!
      como le decía a Carlos, y bien que tú me conoces, soy amigo del automatismo, ( que pocas veces corrijo, y cuando lo hago bien que me arrepiento, jajaja) gel instinto, recorrer el salvaje mundo de las palabras y sus recovecos, sin límites, sin reglas, con mucho odio, y mucho amor: "Nada se esconde, cuando nada se busca"
      Tengo mucha ilusión, y mucha ansiedad por la belleza que estás preparando..ya sabes

      Besoss

      Eliminar
  3. Hola Don Dumas!
    Bueno no estaba tan cansada jajja pero lo leí igual(broma).
    No se si te inspiró el cuadro para escribir este grandioso poema o si luego escogiste la imagen para acompañarlo, ya que viene “como anillo al dedo”.
    Voy a escribir lo que me sugiere aunque seguro dista de tu intención, pero es lo que me inspira su lectura.
    Esta descripción del hombre, de todo lo que es y emana de su ser, desde sus capacidades , esperanzas, sueños, búsquedas incesantes …este “mover las olas”, “cargar sus raíces”, ser libre, niño en el alma, enamorado, ilusionado..
    Este dolerle la vida , lo que le acontece al él y al mundo, la muerte, la soledad, el engaño, la falta de empatía, la desilusión..
    Este hombre desnudando pasiones, agitándolas, entre ángeles y demonios, hurgando en lo más profundo de si mismo para aliviarse, dejando volar las palabras ..en esa espera
    “… y el mal callejea en busca de utopías
    seamos siempre matiz, nada es seguro,
    solo aquel tiempo evaporándose en la nada”

    Todo el poema es precioso
    Me llevo bajo el sombrero para seguir pensando estos tres versos.

    El poema da para escribir un comentario mucho mas extenso pero me van a odiar jajajja .. Un abrazo y muy buen inicio de mes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eli, Me encanta el sentido del humor, y las bromas, soy manchego ( como don quijote) así que no te digo más, jajaj.
      La verdad es que no recuerdo haberme inspirado con un cuadro. Me gustan más bien las naturalezas vivas que recoge la fotografía, el olor de la música, o los valles del silecio. Cuando termino de escribir, busco algo que pueda merecer la pena para ilustrar e intento que no sea muy superlativo porque si no acapara más que lo escrito, jeje. Este extenso poema, a conciencia, surgió entre el silencio y el bello mar, estuve tres días sin parar de escribir, creo que escribia hasta durmiendo. Una obsesión ( sobre todo para los que me rodean que me tienen que aguantar) y un disfrute He tenido que censurarme, que si no....

      Te agradezco la profundidad de tu enorme análisis del poema, has escrutado y diseccionado su alma...entre tantos huesos.

      No mereces odio, para eso ya estoy yo, jajajaj

      Un fuerte y cariñoso abrazo

      Eliminar
  4. Donde exista la rosa negra...... Y fui caminando despacio por tus letras y me perdí, te dejo saludos pero sigo en la oscuridad de tu sentir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sandra, te contaré un secreto de amigos:
      soy el hijo de mi padre el olivo y mi madre La rosa negra. Una rosa negra es un infinito entre mis ojos.

      Gracias amiga!!

      Eliminar
  5. Me relaja el leerte
    claras palabras para mí
    odio lo grotesco amo el vivir
    Gracias por compartir

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mucha
      me relajó el escribir,
      porque no soy un ser abyecto de la paz y la tranquilidad
      tanto odio en mi sangre como palabras
      Compartir para mi es un privilegio, como que me lean

      un placer Mucha!

      Eliminar
  6. Tremendo viaje a todos tus rincones vitales. Los sueños, los años de oscuridad, el dolor y sus cicatrices, tus ángeles, tus demonios, las trampas que te doblegan...
    La señal!... gritas. La dualidad... la muerte siempre presente. Y una locura en la que dejarse llevar, también ciegos. Tal vez completamente locos, completamente ciegos... sólo tal vez. No te abarco. Es un derroche de sentimientos y recovecos este poema.

    Maestro!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Galilea por la paciencia y posterior análisis de este.extenso poema
      Nunca escatimo sentimientos para escribir. Son nuestro alimento. Y cada palabra que expresamos al escribir...cada palabra, es un auténtico viaje

      Besoss

      Eliminar
  7. Madre don Dumas, esto es un regalo que nos haces, me quito mi figurado sombrero.

    Es un verdadero placer no ya leer algo así (que lo sublima) sino el simple hecho de saber de su existencia. Tengo la sensación de que vivimos en un tiempo en que todo tiende a lo breve, conciso, unitario, por una suerte de rentabilidad quizá. Todo se comparte y valora con un click, y todo pierde su oportunidad de reclamar su vistazo en esta jungla si precisamente dura más de vistazo. ¿Quién arranca su máquina con tiempo de hacer largas lecturas sin recompensa prometida? Y lo que es peor, ¿quién tiene tiempo de si quiera hacerlas sin su promesa de retorno?

    Y luego estás tú, y nos traes este poema. La palabra desatada. La lección involuntaria. La suspensión de la perspectiva. Como ser de nuevo humano y mirar al cielo en otra noche de espera, y preguntarte con genuina ignorancia qué puede ser todo eso que brilla arriba. Los versos auténticamente compartidos, con todos los matices de la palabra activos. Una risotada ajena en la cara de tantas preguntas con traje que jamás tuvieron que tener nada que ver con la poesía.

    Tu poema me transmite no solo lo que me trasnmite, sino que me transporta a tu contexto. He leído en comentarios anteriores que has escrito esto en 3 días junto al mar. Ya me sonaban a versos sangrados, a escribir como forma de supervivencia, sin más plan que ser instrumento de la palabra, o viceversa. He leído también que te suelen atrapar las naturalezas. Empatizo con la sensación para con ellas... es como una mezcla de comunión y deuda, con la palabra como intermediaria o camino. A veces te llevan a otro lugar, pero si no son el fuego, son el oxígeno. Eso sí, a mi no me sangran los versos así ;)

    Y al final te he estado hablando de tantas cosas que no son tu poema =) pero tu poema está en la génesis de todas ellas.

    Gracias y un abrazo, don Dumas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hola Licaón,
      Me fascina como escribes, me fascina tu comentario. Tus análisis
      Una de mis obsesiones, que tengo muchas, es la brevedad, en todos los sentidos...¿qué perdura y qué es lo que debe perdurar? Pocos somos conscientes de ello y la sociedad nos aboca a la ligereza, al pasar página con celeridad...y todos somos culpables. Por eso me encantan los clásicos, la historia, la propia naturaleza...y el espíritu que todo lo engloba.
      Creo que tengo la suerte de poder escribir, breve o extenso, depende del momento, la circunstancia, la sensibilidad, con odio, con resentimiento, con amor, pasión...pero escribir
      Recuerdo que este poema lo escribí por un cúmulo de sensaciones que iban brotando sin parar, una espita se abre y surge el mar.
      Tu lo defines a la perfección Licaón: las palabras si no son el fuego, son el oxígeno. Son parte de mi odio y de mi amor. Son, ahi están y solo tenemos la facilidad de escogerlas para nosotros mismos "al calor lo hace el fuego"
      ¿Por qué me sangran las penumbras?... seguiré indagando

      Espero leerte muy pronto.
      Gracias amigo

      Un abrazo Licaón

      Eliminar

MIS CANCIONES OSCURAS

INVISIBLES V